20.7 C
Caracas
sábado, 13 julio, 2024

Instagramitis

Dícese de la enfermedad que entra por los ojos y sale por la billetera. La instagramitis pide más likes que real, que un pastor agallúo un domingo en la mañanita. La instagramitis duele menos si se está conectado a un WIFI y da más duro si se posee un iPhone. Cuando se tiene Android y se navega a punta de saldo, la enfermedad casi no da porque no hay mucho que exhibir. La instagramitis genera en la persona que la padece una serie de síntomas que son: felicidad eterna, guardarropa nuevo e interminable, comida más fotogénica que cachorros de perrito, rostros frescos después de amaneceres incontables en rumbas inimaginables y un largo etcétera que como dice el chamo del meme: no lo vas a entender y tampoco te lo voy a explicar.

5 / 5. 1

Créditos Crisionario

Ilustración Ana Black
Textos Joaquín Ortega
Coordinador Williams Brito

Diseño
Elsy Torres
Antonio Ramón Hernández
Christopher Colmenárez
Marian Piñango

Audiviosual
Alma Ariza
Alexis Navarro
Yaikel Dorta

Redes sociales
Wanda López
Nahir García
Andrea Garófalo

Coordinación de diseño web
Christopher Fernandez – Wits SEO

Mercadeo de contenidos
Nelsis Bustamante

Colaboradores
Juan Vicente Bruzual
Isabela Iturriza
Catherine Medina
Jesús Barreto
José Paredes
Ricardo González
Alejandro Faría
Carolina Alvarado
Marisol Valiño
Christine Dávila
Génesis Salazar

El Pitazo

César Batiz director
Gustavo Alemán subdirector
Javier Melero subdirector
Gisela Rodríguez jefa de Redacción
Irene Sarabia M. jefa de Información
Yelitza Linares jefa de estrategia y negocios
Yannina Carrillo jefa de análisis y gestión de audiencia

Dícese de la enfermedad que entra por los ojos y sale por la billetera. La instagramitis pide más likes que real, que un pastor agallúo un domingo en la mañanita. La instagramitis duele menos si se está conectado a un WIFI y da más duro si se posee un iPhone. Cuando se tiene Android y se navega a punta de saldo, la enfermedad casi no da porque no hay mucho que exhibir. La instagramitis genera en la persona que la padece una serie de síntomas que son: felicidad eterna, guardarropa nuevo e interminable, comida más fotogénica que cachorros de perrito, rostros frescos después de amaneceres incontables en rumbas inimaginables y un largo etcétera que como dice el chamo del meme: no lo vas a entender y tampoco te lo voy a explicar.

5 / 5. 1

Ayúdanos a sostener este Crisionario
Hazte Superaliado/a