22 C
Caracas
sábado, 15 mayo, 2021

Gasolina

Relativo al combustible que permite que los autos rueden, que las plantas generen electricidad y que los reguetoneros le canten al hidrocarburo. Puede ser nacional, que ya no hay, mexicana, norteamericana o iraní. Sí es de esta última se paga en oro venezolano, se vende en dólares a consumidores que solamente ganan en bolívares. Todo este drama de las divisas, si tuviéramos que titularlo como una novela venezolana, seguramente sería: “Cuando quiero llorar no lloro”.

4.7 / 5. 6

Créditos Crisionario

Ilustración Ana Black
Textos Joaquín Ortega
Coordinador Williams Brito

Diseño
Elsy Torres
Antonio Ramón Hernández
Christopher Colmenárez
Marian Piñango

Audiviosual
Alma Ariza
Alexis Navarro
Yaikel Dorta

Redes sociales
Wanda López
Nahir García
Andrea Garófalo

Coordinación de diseño web
Christopher Fernandez – Wits SEO

Mercadeo de contenidos
Nelsis Bustamante

Colaboradores
Juan Vicente Bruzual
Isabela Iturriza
Catherine Medina
Jesús Barreto
José Paredes
Ricardo González
Alejandro Faría
Carolina Alvarado
Marisol Valiño
Christine Dávila
Génesis Salazar

El Pitazo

César Batiz director
Gustavo Alemán subdirector
Javier Melero subdirector
Gisela Rodríguez jefa de Redacción
Irene Sarabia M. jefa de Información
Yelitza Linares jefa de estrategia y negocios
Yannina Carrillo jefa de análisis y gestión de audiencia

Relativo al combustible que permite que los autos rueden, que las plantas generen electricidad y que los reguetoneros le canten al hidrocarburo. Puede ser nacional, que ya no hay, mexicana, norteamericana o iraní. Sí es de esta última se paga en oro venezolano, se vende en dólares a consumidores que solamente ganan en bolívares. Todo este drama de las divisas, si tuviéramos que titularlo como una novela venezolana, seguramente sería: “Cuando quiero llorar no lloro”.

4.7 / 5. 6

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado