22 C
Caracas
sábado, 15 mayo, 2021

Curso

Compañero de promoción, casi siempre militar o policía. La correcta pronunciación es “culso” y luego de pronunciar la palabra se debe llevar siempre la mano con la cual se dispara hacia el koala, bolso o morral, casi siempre cruzando el pecho. El armamento es el mejor amigo del curso, después del jefe que se digna a dejarlo ir al baño luego de dos semanas de plantón –plantón es cuidar al jefe en sus largas horas de almuerzo–. El curso, frente al restaurante más caro de la ciudad, hace amigos y desarrolla capacidades Zen. Debido al poco salario que cobran los policías, vemos a cursos en todos lados matando tigres.

5 / 5. 1

Créditos Crisionario

Ilustración Ana Black
Textos Joaquín Ortega
Coordinador Williams Brito

Diseño
Elsy Torres
Antonio Ramón Hernández
Christopher Colmenárez
Marian Piñango

Audiviosual
Alma Ariza
Alexis Navarro
Yaikel Dorta

Redes sociales
Wanda López
Nahir García
Andrea Garófalo

Coordinación de diseño web
Christopher Fernandez – Wits SEO

Mercadeo de contenidos
Nelsis Bustamante

Colaboradores
Juan Vicente Bruzual
Isabela Iturriza
Catherine Medina
Jesús Barreto
José Paredes
Ricardo González
Alejandro Faría
Carolina Alvarado
Marisol Valiño
Christine Dávila
Génesis Salazar

El Pitazo

César Batiz director
Gustavo Alemán subdirector
Javier Melero subdirector
Gisela Rodríguez jefa de Redacción
Irene Sarabia M. jefa de Información
Yelitza Linares jefa de estrategia y negocios
Yannina Carrillo jefa de análisis y gestión de audiencia

Compañero de promoción, casi siempre militar o policía. La correcta pronunciación es “culso” y luego de pronunciar la palabra se debe llevar siempre la mano con la cual se dispara hacia el koala, bolso o morral, casi siempre cruzando el pecho. El armamento es el mejor amigo del curso, después del jefe que se digna a dejarlo ir al baño luego de dos semanas de plantón –plantón es cuidar al jefe en sus largas horas de almuerzo–. El curso, frente al restaurante más caro de la ciudad, hace amigos y desarrolla capacidades Zen. Debido al poco salario que cobran los policías, vemos a cursos en todos lados matando tigres.

5 / 5. 1

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado